ÁREAS

Récords históricos de temperatura media global desde que hay registros

La ONU indica en un informe que las temperaturas mundiales alcanzarán niveles récord impulsadas por los gases de efecto invernadero y por el fenómeno natural de El Niño, lo que tendrá repercusiones en la salud, la seguridad alimentaria y el medio ambiente. El documento indica que hay un 98% de probabilidades de que al menos uno de los próximos cinco años, y el lustro en su conjunto, sea el más cálido jamás registrado y alerta sobre el calentamiento del Ártico o el cambio en los patrones de precipitaciones a nivel global y la región mediterránea es especialmente sensible a estos impactos. 

Para el sindicato es muy preocupante el descenso de los recursos hídricos disponibles en nuestras cuencas hidrográficas y demanda que se identifiquen los riesgos asociados a la gestión del agua y se pongan en marcha los instrumentos más adecuados para hacerles frente en este contexto climático. Por otro lado, advierte de que las grandes ciudades son los lugares más afectados por el incremento de la temperatura.

El calor, un riesgo para el planeta

En este sentido, UGT considera primordial implantar medidas qué mitiguen el cambio climático y además reduzcan la acumulación y los efectos nocivos del calor. La principal es transformar las ciudades en espacios pensados para las personas, con más zonas verdes y servicios que permitan una movilidad más sostenible. Esto no sólo aportaría a bienestar y salud para la ciudadanía, también ayudaría a enfriar las ciudades.

El calor ya ha puesto en riesgo a millones personas en todo el mundo, de hecho, en España causó 355 muertes en el verano 2022. Los más vulnerables son los niños y niñas, las personas mayores y las que padecen una enfermedad, pero también las personas que trabajan al aire libre o en ambientes cerrados a altas temperaturas. 
Los científicos llevan años advirtiéndonos que los próximos años serán los más importantes para realizar medidas para mitigar el cambio climático, pero nos estamos quedando sin tiempo para actuar. Por eso, las próximas elecciones del 23 de julio son fundamentales para nuestro futuro. 

Necesitamos políticas valientes y ambiciosas desde el punto de vista climático, que estén basadas en la transición justa y reducir las desigualdades. No hacerlo, significará mayores impactos del cambio climático y más muertes por olas de calor.

Lo más leído