ÁREAS

Ley de Inteligencia Artificial

La presidencia del Consejo y los negociadores del Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo provisional sobre la propuesta de normas armonizadas sobre inteligencia artificial (IA), la llamada ley de inteligencia artificial. El borrador del reglamento tiene como objetivo garantizar que los sistemas de IA comercializados en el mercado europeo y utilizados en la UE sean seguros y respeten los derechos fundamentales y los valores de la UE. Esta propuesta histórica también tiene como objetivo estimular la inversión y la innovación en IA en Europa.

La Ley de la IA es una iniciativa legislativa emblemática con potencial para fomentar el desarrollo y la adopción de una IA segura y fiable en todo el mercado único de la UE, tanto por parte del sector público como del privado.

La idea principal es regular la IA basándose en la capacidad de esta última para causar daño a la sociedad siguiendo un enfoque ‘basado en el riesgo’: cuanto mayor sea el riesgo, más estrictas serán las normas.

Como primera propuesta legislativa de este tipo en el mundo, puede establecer un estándar global para la regulación de la IA en otras jurisdicciones, al igual que el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), promoviendo así el enfoque europeo de la regulación tecnológica en el escenario mundial.

En comparación con la propuesta inicial de la Comisión, los principales elementos nuevos del acuerdo provisional pueden resumirse como sigue:

  • Normativa sobre los modelos de IA de propósito general de alto impacto que puedan causar un riesgo sistémico en el futuro, así como sobre los sistemas de IA de alto riesgo.
  • Sistema revisado de gobernanza con algunos poderes coercitivos a nivel de la UE.
  • Ampliación de la lista de prohibiciones, con la posibilidad de que las autoridades policiales utilicen la identificación biométrica a distancia en los espacios públicos, con las salvaguardias legales oportunas.
  • Mejor protección de los derechos personales mediante la obligación de que quienes desplieguen sistemas de IA de alto riesgo realicen una evaluación de impacto sobre los derechos fundamentales antes de poner en funcionamiento un sistema de IA.

Desde UGT, valoramos los esfuerzos europeos compartidos para abordar los retos derivados de la inteligencia artificial de una manera responsable y poniendo los intereses de las personas en una posición preferente. Por ello, consideramos que el siguiente paso a realizar debe ser la introducción de protecciones específicas para las personas trabajadoras en sus centros de trabajo, para que la IA respete íntegramente los derechos, la seguridad y la dignidad de las personas. En este sentido, desde la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, y en consonancia con la Confederación Europea de Sindicatos (CES), incidimos en los siguientes puntos clave.

AVANCES:

  1. La inclusión por el Parlamento de una cláusula de apertura que otorgue a los Estados miembros y a la Unión Europea la autoridad para regular el uso de la IA en el lugar de trabajo es una importante victoria para los derechos de las personas trabajadoras.
  2. La información a las personas trabajadoras y sus representantes sobre la implantación de sistemas de IA en el lugar de trabajo, lo cual es esencial para salvaguardar los intereses de los trabajadores.

ASPECTOS POR MEJORAR:

  1. El acuerdo de compromiso prevé una capa horizontal de protección, incluida una clasificación de alto riesgo, para garantizar que no se capturen los sistemas de inteligencia artificial que probablemente no causen violaciones graves de los derechos fundamentales u otros riesgos importantes. Sin embargo, la dependencia de la autoevaluación por parte de los proveedores, en vez de por un sistema independiente, es un fallo importante.
  2. La Ley de IA se queda corta a la hora de abordar la realidad a la que se enfrentan las personas trabajadoras y las medidas específicas que necesitan. Para colmar esta laguna, pedimos una Directiva específica sobre sistemas algorítmicos en el lugar de trabajo, la cual debe defender el principio del control humano y capacitar a los sindicatos y a los representantes para influir en las decisiones sobre la aplicación de la IA.

Lo más leído